PROTECCIÓN BALÍSTICA

BSST es una empresa fundada en 1994, establecida en el estado de Baden-Württemberg. Actualmente es una de las empresas líderes en la confección de productos de protección balística. Un ejemplo es el elevado número de cuerpos policiales a nivel europeo que disponen de sus chalecos antibalas.
Sus modernas instalaciones y laboratorio de pruebas, les permite poder desarrollar en colaboración con sus suministradores DSM, DuPont, Teijin Aramids y ARTEC Industries, paquetes balísticos con excelentes prestaciones y multitud de certificaciones.
El compromiso con el medio ambiente y la calidad del producto, les a llevado a implementar des de hace ya años, un QMS (Quality Management System) obteniendo en 2002 la certificación DIN EN ISO 9001 y en 2011 la DIN EN ISO14001.

Universal Shield es una empresa con sede y planta de fabricación en Suiza. Se caracteriza por ser un fabricante de protección balística totalmente innovador en su sector que busca la fabricación de escudos balísticos que ofrezcan total operatividad y practicidad a los portadores. A parte de ser un escudo defensivo, busca ser un escudo de respuesta rápida para poder neutralizar al enemigo con la mayor brevedad posible.    

PROTECCIÓN ANTITRAUMA

MK Technology es una empresa fundada hace más ya de 20 años en el Norte-Westfalia que confecciona material de protección anti trauma, anti cuchillo para los cuerpos profesionales. La investigación en materia anti trauma realizada en su departamento (R+D) durante varias décadas así cómo la colaboración con otras empresas del sector ha convergido en una gama de productos innovadores y de calidad. Su filosofía de protección escalable permite des de un modelo básico, ir aumentando el nivel de protección a base de complementos.

PROTECCIÓN CONTRA DRONES

PROTECCIÓN CONTRA EXPLOSIVOS

Sema World es una empresa francesa que manufactura todo tipo de protección contra explosivos. Sus más de 60 años de experiencia militar y 30 años de contraterrorismo, los avala como una de las empresas líderes en el sector de la protección contra dichas amenazas. Su principal objetivo es mantener seguros todos aquellos usuarios que se encargan de la desactivación y transporte de los explosivos como todos aquellos que se enfrentan día a día a la amenaza terrorista y de los cuáles depende la seguridad de todos.
Entre sus principales clientes, se encuentran grandes potencias mundiales como Estados Unidos, Francia, Japón y Arabia Saudí entre muchos otros.